miércoles, 21 de enero de 2009

Compañeros:
Como “Presidente Perpetuo de la Sociedad de Alumnos de la Generación Número Catorce del Elevado Diplomado de Divulgación Científica del Museo Universum de la Universidad Nacional Autónoma de México”, elegido por unanimidad, me permito darles la más cordial bienvenida. A diferencia de otras, en esta bienvenida no se les exigirá ni que traigan documentos varios ni se les pedirá que ya no se hagan con lo de la mensualidad. Esta es una bienvenida de veras.
Escuché con mucha atención, con tanta que hasta me pareció haberlo oído más de una vez, todo lo que quiere cada uno de ustedes alcanzar mediante su incorporación a este serio grupo de estudio, casi Academia. Ojalá que lo logren. Se ve algo complicado, pero es cosa de que le echen ganas.
Hoy fue un día difícil para varios de nosotros. Autoestima destrozada luego de no atinarle a casi ninguna adivinanza. Bueno, había unas que ya de plano ni como errarle, pero pocas eran de esas.
Hubo varias buenas, pero confieso mi gusto por esa de Mendel que involucró los genes de un lechero, mejor lección, más divertida, que los puros chícharos mezclados, valga el juego chafa de palabras. Como me confundo con los nombres, no me animo a decir el del autor, pero ya alguien habrá de informarme. De hecho, hasta votaría por que suba cada uno su foto retratito infantil con su nombre al pie para darle una practicada.
El caso es que quizá se ponga divertido el diplomado. Mínimo. Y en el camino hasta algo se aprenderá. Especialmente de ustedes, que se ven y se oyen (que es lo que más importa) bastante abusados.
Bueno, no quería dejar vacío este blog o como se llame y por eso les escribí. No sé si subirá bien este texto, pues no le sé mucho a estos artefactos del demonio. Sólo le hago la lucha.
Buenas noches y mucho gusto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

we are watching you

Sign by Danasoft - For Backgrounds and Layouts